Los recuerdos y nuestra memoria.

Recuerdos y memoria

Recuerdos: Como sabemos ya, nuestro cerebro nos permite almacenar información y recuperarla.

Nuestra memoria: allí están alojadas todas las imágenes y recuerdos de experiencias felices, tristes, complicadas, emocionantes o dolorosas….

Es decir, todos aquellos recuerdos, conforman nuestra vida, nuestra existencia. Permanecen allí, algunos ocultos, otros presentes y aquellos que se asoman a vez en cuando…

Están los que persisten una y otra vez. Los cuales nos afectan demasiado y no son bienvenidos a nuestro presente! Se tornan frecuentes, recurrentes, por lo tanto llenan nuestros días de angustias. Nos mantienen cautivos y resulta muy difícil liberarnos de ellos.

¿Prisioneros de los recuerdos?

¿Pueden  hacernos cautivos a tal punto de no vivir el día de hoy?¿No poder disfrutar todo con cuánto la vida  nos sorprenda? ¿Permitimos que esos recuerdos nos hagan infelices, a pesar de estar rodeados de quienes nos aman y amamos?

   La memoria, si bien es vital para nuestra existencia, a veces nos abruma y nos estanca. Y es a través de ella, que vamos creando “nuestra personalidad”

Memoria

Las emociones por lo tanto, se adhieren a nuestros recuerdos y perduran a través del tiempo. Son entonces las que  influyen en nuestra personalidad.  Las que no nos movilizan. Se quedan en algún rinconcito de nuestra mente, de nuestro cofre de recuerdos ocultos.

Si esos hechos traumáticos y dolorosos vuelven repetidamente y no te dejan vivir el presente, debes trabajar para acabar con ellos.

No permitas que detengan  tu progreso ni sean piedras en tu camino. Obstáculos que no te dejen seguir o avanzar mirando el lado bueno que la vida también tiene.

Si continúas en el pasado no podrás encontrar felicidad en el presente.  Sólo debes saber que está en tí el progresar. Que tienes un poder extraordinario que puedes manejar con optimismo.

Los recuerdos y buenos hábitos

Aprende buenos hábitos, créalos. Cultiva hábitos saludables y alegres. Costumbres de tener presente aquellos “recuerdos” que te elevan.

Rodéate de personas y amistades que te hagan sentir bien, que te animen, que sean positivas. Sabes que no podemos cambiar el pasado. Sí podemos vivir un presente armonioso y construir un futuro mejor.

Atesoremos los momentos gratos y felices. De esta manera podremos, cuando un recuerdo negativo nos sorprenda, canjearlo por uno bueno. Deja lo que te hace daño en el pasado y vive tu presente!

Disfruta cada día, ya sabes:

No mires atrás

Hacia adelante

Si miras atrás solo pierdes el tiempo presente. Invierte tu tiempo valioso de hoy, en un presente más sabio.  Lucha por tus sueños con toda la sabiduría adquirida. Disfruta de las cosas cotidianas  aportando lo mejor de tí.

No pienses en un pasado que no volverá, y que no podrás cambiar. Usa tus vivencias pasadas como experiencias y aprende de ellas.

Supera todo aquello que te ha dañado, y atesora lo que te brindó felicidad. Ocupa tus pensamientos en todo lo bueno y lo hermoso que hayas gozado.

Barre un mal recuerdo con esos momentos buenos de los que pudiste gozar. Disfruta del presente con aquellas emociones que estremecieron tu ser.

Camina por encima, utiliza esas piedras para afirmar tus cimientos. Si bien en su momento, obstaculizaron tu camino, han permitido que te levantes sobre ellas y continúes.

Camina sobre los obstáculos

No arruines tu presente con lo que ayer te impidió ser feliz. Date una oportunidad, elige ser feliz hoy! Cuando recuerdes algo ingrato, míralo como aprendizaje, para que no se repita.

No te lamentes, no te quejes todo el tiempo. Ilumina tu mente con el sol de cada día, ese sol de bendiciones que siempre está y quizás no le prestes la atención debida por estar ocupado en tu pasado.

      Que los recuerdos no te paralicen. No te rindas y sigue adelante!

Compartir en:

4 comentarios en “Los recuerdos y nuestra memoria.

  • Have you ever thought about creating an e-book or guest authoring on other blogs?
    I have a blog based on the same topics you discuss and would
    love to have you share some stories/information. I know my visitors would appreciate your work.
    If you’re even remotely interested, feel free to shoot me an email.

  • Es muy cierto.. el poder lo tenemos.nosotros, el de manejar como dejamos o cuanto dejamos que nuestro pasado nos influya en el presente. No es nada facil, pero lo he visto en el dolor de mi esposo, que tampoco es imposible. De a poco, con el tiempo, disfrutando cada momento como ud nos anima, el presente es el que vivimos y es el que nos hace feliz con el apoyo de gente positiva.. de aquellos que nos aman, todo cambia. Un saludo grande Claudia… me gusta leer mucho lo que escribe, ya que nos ayuda a recordar y a otros a darnos cuenta a dónde estamos pisando. ♡

    • Gracias por tu comentario, me alegra que sea de tu agrado. Claro no significa que sea fácil pero sí es posible. Con paciencia y fe logramos superar cualquier dolor, aunque cueste un poco de tiempo.Debemos enfocarnos en lo bueno de la vida y así tendremos fuerzas para seguir adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.