La sencillez, hermosa cualidad.

La sencillez


Sencillez: Las personas sencillas son realmente extraordinarias. Su corazón es un corazón noble, agradecido.

¿Escasea la sencillez en Tu corazón?. Las personas sencillas, carecen de orgullo y ostentación. Poseen un corazón falto de deseos desmedidos de sobresalir. No pretenden  ser ganadores en todos los aspectos.

Ser sencillos,  es ser auténticos, armoniosos.  Reconocer el valor de las cosas sencillas de la vida. Por lo que “la sencillez”, es más importantes que todo lo efímero, lo mundano, lo material. Es decir, es más importante que todo cuanto nos aleje de los buenos sentimientos.

De aquellas cosas que tal vez son necesarias en esta vida, pero no tan importantes al punto de dejar de apreciar lo más valioso, como la familia, los sentimientos, la amistad, el amor, el compartir.

Apreciar todos los momentos que la vida nos permite disfrutar con las personas que amamos y que forman parte de nuestra vida.
La sencillez tiene que ver con la humildad.

Un humilde corazón  no se jacta, no se envanece, reconoce el valor del otro, reconoce a Dios en cada paso. Por consiguiente, la sencillez, nos permite ser mejores en el intento de cada día por superarnos a nosotros mismos.

Podemos llegar mucho más a las personas teniendo un corazón humilde.

Y ser humilde no significa “dejarse humillar”, no debemos confundir la humildad del alma como personas,  con dejarnos pisotear”.

No significa conformarnos, ni renunciar, sino una sencillez “con grandeza”, eso  es la cumbre espiritual del hombre.

Ser humildes o sencillos no es ser débiles, sino reconocer nuestras debilidades. Podemos ser humildes y a la vez ser valientes!

Ser humildes no significa “no pensar en uno”, pero cuando lo hacemos, será con moderación sin ser el centro de todo, ni envanecernos.

Es bueno reconocer también nuestras fortalezas y cualidades, darnos el valor que merecemos, sin dejar de aceptar nuestras limitaciones (las cuales podemos ir puliendo para mejorarlas).

Ser humilde es ser verdaderamente “quien eres”. No pretendas ser “más” ni te consideres “menos”.

Hay personas más humildes que otras, y hay otras que carecen de esa sencillez, que solo se reconocen a sí mismas como ejecutor de sus logros, que no ven más allá de sus propias fuerzas. Pero hay momentos en la vida  en que debemos reconocer que necesitamos de otros, o aún más,  a Dios.

Con el orgullo se llega a dañar las relaciones, en la familia, las amistades. Es un sentimiento destructivo y perjudicial para el alma humana.

La sencillez de un corazón humilde

Si cometes un error y pides perdón, no es rebajarte, es ser humilde y un corazón que perdona y pide perdón es un corazón de oro!

Entonces no debemos creernos “mejor” sino “dar lo mejor”

Una persona humilde es bondadosa, y respeta a los demás, lo cual por el contrario, el orgulloso cree que todo lo puede y no sabe de respeto alguno.

La humildad es una virtud, un atributo que regula exaltarnos por encima de la realidad y desecha por completo el orgullo, evita la arrogancia.

Cuando eres humilde aprendes de los errores. Por el contrario, la soberbia  está llena de ignorancia, tiene exceso de autoestima, hace alarde de cualidades que realmente no posee.

Solo busca admiración y beneficios para sí mismo.

A veces hay situaciones en la vida, enfermedades, pérdida de seres queridos, accidentes, que nos conducen al camino de la humildad.

Cuando sentimos el corazón roto por las circunstancias que debemos enfrentar nos volvemos personas más sencillas, más humildes. Es allí cuando reconocemos el valor de las cosas importantes y valoramos a las personas que  amamos. Pero…. ¿Por qué esperar hasta esas circunstancias?

¿Se puede luchar contra el orgullo?

Claro que sí!

Todos podemos mejorar sin esperar que  algo lamentable nos suceda para realizar el cambio en nuestro corazón.

Podemos reconocer nuestros errores, aprender de ellos, corregirnos, cambiar nuestras conductas inadecuadas. Reconocer, apreciar, ser agradecidos!

Compartir en:

8 comentarios en “La sencillez, hermosa cualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.